Necesidad de seguridad

Necesidad de seguridad

La necesidad de seguridad es básica en cualquier relación humana. Se manifiesta al sentir que, pase lo que pase, voy a ser aceptado incondicionalmente por la otra persona, no solo escuchado.

Dentro de una relación óptima hay un “espacio sagrado” construido entre los participantes, como un refugio en el que nos podemos sentir completamente a salvo, un lugar donde podemos ser realmente auténticos, mostrar quienes somos, sin tapujos, sin temor a que nos falten al respeto, sabiendo que, aunque me exponga o descubra mi fragilidad, la otra persona no me va a rechazar.

Esta necesidad se va consolidando con el tiempo y, sobretodo, con experiencias repetidas en las que, tras mostrar mi vulnerabilidad, la otra persona no se evada, si no que, por el contrario, muestre interés y cariño… Esta presencia sanadora va más allá de lo verbal (“estoy aquí”, “no te preocupes”… etc.); es algo que podemos sentir, profundamente, con una mirada o con un gesto, que nos sostiene en ese momento.

Os animamos a que os preguntéis: ¿cómo te sientes en una relación en la que el otro te juzga?, ¿qué pasa dentro de ti cuando te sientes ridiculizado?, ¿qué respuesta ofreces tú a la necesidad de seguridad del otro?, ¿qué crees que siente un niño o un anciano ante una mirada de desprecio?.